Emoción contenida en el homenaje de Güéjar a Domingo Puente Marín, vecino asesinado por la banda terrorista ETA hace 26 años

Familiares de Domingo Puente y autoridades, durante el acto en la Plaza Mayor.

26 años después de su asesinato a manos de ETA, la memoria de Domingo Puente Marín continúa viva gracias al testimonio de su familia y a actos como el que celebra de forma anual el Ayuntamiento de su pueblo natal, Güéjar Sierra. La Plaza Mayor de la localidad serrana acogió este viernes 10 de febrero un homenaje que, presidido por el alcalde, José A. Robles, y los seres queridos de Domingo, tuvo como notas predominantes la sobriedad y emoción contenidas que la ocasión requería.

Durante su intervención, Robles subrayó el “compromiso inequívoco” del Ayuntamiento por mantener vivo el recuerdo de Domingo Puente para que los más jóvenes crezcan sabiendo que “la conquista de las libertades dejó a muchos por el camino”. “No cejaremos en el empeño de conservar su recuerdo y el de todas las víctimas del terrorismo porque lo hacemos con el convencimiento de que estamos del lado de los valores y principios constitucionales y, en definitiva, del lado bueno de la historia”, añadió.

Junto al alcalde, intervino la diputada nacional y portavoz de Interior del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, Ana Vázquez, quien ha dedicado sus palabras a aquellos asesinatos cometidos por ETA que aún están pendientes de resolverse. Por su parte, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Maite Araluce, resaltó cómo el Ayuntamiento de Güéjar no ha desistido en su empeño a la hora de homenajear a Puente Marín cada año. También participó la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro.

Premios Literario Domingo Puente Marín

La teniente de alcalde delegada de Cultura, Sonia Fernández, fue la encargada de ejercer como conductora del acto y puso de relieve el hecho de que se siga celebrando el Premio Literario Domingo Puente Marín, que este año ha recaído en la obra ‘De palabras a sentencias’, del granadino Antonio Iglesias Martín, magistrado-juez titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Granada. Este leyó unos pasajes de la novela que pone el foco en la importancia de huir de cualquier tipo de fanatismo.

La guitarra de Ramón del Paso y la viola de Elisa del Paso pusieron música al emocionante minuto de silencio que guardaron, puestos en pie, todos los asistentes.

¿Nos dejas tu comentario?