Güéjar solicitará a la Junta la cesión del Cortijo Balderas para el futuro centro de cría y comercialización de la Vaca Pajuna.

El Ayuntamiento de Güéjar Sierra solicitará a la Junta de Andalucía la cesión del Cortijo Balderas para la ubicación del futuro Centro de Cría y Comercialización de la Vaca de Raza Pajuna. El proyecto se ha puesto sobre la mesa durante la reunión mantenida en el día de hoy por el alcalde, José A. Robles, el delegado de Desarrollo Sostenible, Manuel Fco. García Delgado, y el presidente de la Asociación de Criadores de Raza Pajuna, Pablo Varela con el objetivo de avanzar en el proyecto de recuperación de la vaca de raza pajuna.

Durante el encuentro, Robles ha trasladado al delegado su preocupación por la actual situación de la raza pajuna, si bien, aunque no está en peligro de extinción, requiere de un apoyo por parte de las instituciones públicas para su conservación y desarrollo. “En estos momentos la raza sobrevive gracias a los ganaderos locales que han apostado por una ganadería extensiva”, ha explicado el alcalde, quien considera que “es el momento de que las administraciones nos impliquemos para sacar adelante un proyecto tan interesante”.

En este contexto de colaboración, el regidor ha expresado su intención de solicitar a la Junta la cesión del Cortijo Balderas para su conversión en un punto de cría y comercialización de la vaca de raza pajuna. “Es un edificio que actualmente está en desuso y que tiene una ubicación idónea para este cometido, en plena naturaleza, cerca de la zona urbana y próximo al Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada”.

El ayuntamiento dará el primer paso con la aprobación de la solicitud por parte del pleno municipal “que abordaremos en la próxima sesión para agilizar los plazos y poder iniciar los trámites en el menor tiempo posible”.

La vaca pajuna es una raza bovina autóctona de montaña, de excelentes cualidades gastronómicas gracias sus características y adaptación al medio de alta montaña. Actualmente se encuentra el riesgo por el cruce con otras razas, la mecanización del campo y la pérdida de su hábitat.

Proyectos como el que ahora afronta el Ayuntamiento junto con la Asociación de Criaderos de Vaca de Raza Pajuna y la Junta de Andalucía pretende contribuir a la consolidación de la especie “que ha formado parte de nuestro paisaje y cultura durante cientos de años y queremos que siga haciéndolo durante mucho tiempo más”.

¿Nos dejas tu comentario?