Más de 3.000 personas arropan el regreso de la Fiesta de la Asadura Matancera, cuyos beneficios se han destinado a Proyecto Hombre Granada

Las buenas expectativas se han quedado cortas: más de 3.000 personas han arropado con su presencia el regreso de la Fiesta de la Asadura Matancera después de dos años sin celebrarse a causa de la pandemia. La Plaza Mayor de Güéjar Sierra se ha quedado pequeña ante la asistencia masiva de personas que no han querido perder la oportunidad de participar en este popular evento gastronómico cuyos beneficios se han destinado a Proyecto Hombre Granada.

Para el alcalde de Güéjar, José A. Robles, las previsiones más optimistas se han superado y no solo por el hecho de que se haya incrementado la cifra de asistentes de las últimas ediciones. “Me quedo con la imagen del municipio con las terrazas de los bares llenas y colas a las puertas de los comercios, no olvidemos que una de las razones de ser de esta fiesta es dinamizar el tejido empresarial güejareño”, ha apuntado.

El primer edil ha destacado asimismo el matiz solidario de la Fiesta de la Asadura Matancera, cuyos beneficios íntegros han ido a parar este año a Proyecto Hombre Granada, colectivo que ha estado representado por su director, Manuel Mingorance. “Ante la proximidad del 8M, Día de la Mujer, pensamos que tenía todo el sentido destinar la recaudación al mantenimiento de una vivienda tutelada en la que nueve mujeres reciben apoyo para superar sus adicciones”, ha indicado.

Desde bien entrada la mañana del sábado, doce calderas han empezado a cocer a fuego lento 600 kilos de asadura con cebolla, orejones de pimiento y tomate, almendras, pimientos asados y tomate natural que han permitido repartir más de 3.000 raciones, acompañadas por el pan artesano güejareño y la bebida servida en las jarras solidarias que, junto a las chapas, certifican de forma inequívoca la asistencia a la fiesta.

Así, aunque los preparativos se remontan a los meses previos, estos se han intensificado en los últimos días. No en vano, se trata de todo un desafío organizativo para el ayuntamiento de un municipio de menos de 3.000 habitantes, si bien esto se suple con dedicación y trabajo en equipo. En este sentido, la primera teniente de alcalde delegada de Turismo, Elisabeth García, ha querido reconocer “el compromiso y la entrega a todo el equipo humano que hace posible que la Asadura haya sumado un nuevo éxito a su ya extensa historia”.

Organizada por el Ayuntamiento de Güéjar y la Asociación de Empresarios Vereda de la Estrella, la Fiesta de la Asadura Matancera simboliza la fuerza del municipio en el ámbito turístico a través de la puesta en valor de uno de sus grandes valores: la gastronomía.

¿Nos dejas tu comentario?